Un proyecto de la Administración Pública

La actividad urbanística en toda España es un largo proceso completamente regulado que requiere, en todos los casos,  la aprobación y el informe favorable de distintas administraciones en diferentes momentos.

Un proceso que surge de la iniciativa pública y la planificación de la Administración: Comunidades Autónomas desde diversas consejerías, Ayuntamientos desde distintas concejalías, y en la mayoría de los  casos son necesarios informes favorables o aprobaciones de determinadas instancias ministeriales de la Administración del Estado, Cabildos, Diputaciones, Confederaciones, etc.

Una vez completada la fase inicial de aprobaciones urbanísticas se puede iniciar el proceso de edificación materializando lo planificado y ajustándose a los parámetros establecidos por la Administración.

El proceso que llevo a la edificación del Hotel en la Playa del Algarrobico no ha sido distinto a cualquier otro que se haya realizado en cualquier parte de España y se ha desarrollado basado en la planificación urbanística de la Administración.

Todo comenzó hace más de 30 años cuando  el Ayuntamiento de Carboneras y la Junta de Andalucía inician en 1984 la programación de la actuación urbanística dentro del llamado Plan para el Desarrollo Turístico del Litoral Andaluz, que fue aprobado al año siguiente y en el que quedo definido el sector urbanístico T1 en la Playa del Algarrobico.

En ejecución de la planificación urbanística realizada por las administraciones y cumpliendo con lo establecido en las distintas regulaciones del suelo que se han ido sucediendo, las distintas administraciones intervinientes han ido otorgando al sector urbanístico (inicialmente T1, luego R5 y finalmente ST1) las aprobaciones exigidas por la normativa vigente, que se pueden comprobar en la sección tramitación legal.

Ley de Costas.

El Plan Parcial de El Algarrobico fue aprobado en tres fases: inicial, provisional y definitivamente en mayo de 1988, antes de la entrada en vigor de la Ley de Costas. En el mismo se establecía un ancho de Servidumbre de Protección de 20 metros. Esta es una franja que va desde la Línea que separa el Dominio Público Marítimo Terrestre hacia el interior y se trata de una zona que es de Dominio Privado, tal y como se puede comprobar en la sección ley de costas. No todas las actividades y construcciones están prohibidas en esta franja. La propia Junta de Andalucía autorizó su uso a los anteriores propietarios de los terrenos.

En 1995 la Dirección Provincial de Costas inicia Expediente de deslinde en un tramo que recoge entre otros  toda la playa del Algarrobico y establece que en el frente del sector urbanístico ST1 el ancho de la franja de Servidumbre de Protección en 20 metros al igual que lo hacia el Plan Parcial siete años antes. Este ancho fue mantenido por la Dirección Provincial de Costas a lo largo de los siguiente diez años y poniéndolo de manifiesto en todas las consultas realizadas. En noviembre de 2005 cuando el Hotel estaba en un altísimo nivel de terminación y a instancias de la Dirección General de Costas lo cambio definitivamente estableciendo la franja de Servidumbre de Protección en 100 metros, coincidiendo con la primera invasión  de Greenpeace en el Hotel.

Parque Natural (PN).

En el interior de un Parque Natural, a diferencia de un Parque Nacional, caben distintos usos del suelo incluido el urbano/urbanizable. Dentro del Parque Natural Cabo de Gata - Níjar hay diversos ejemplos de zonas urbanas en su interior como San José o Aguamarga.

El Parque Natural Cabo de Gata - Níjar (PN) fue creado en 1988 pero la playa del Algarrobico no estaba en su perímetro. Es en 1994 cuando, mediante la aprobación del Plan de Ordenación de Recursos Naturales (PORN), se amplió el perímetro del PN abarcando en su extremo norte la Playa del Algarrobico y el sector urbanístico ST1. En el PORN de 1994 se establecía que los sectores que fuesen urbanizables a la entrada en vigor del PORN lo seguirían siendo. Sin embargo, esto no se reflejo en la planimetría para el caso del ST1.

Esta situación fue reconocida por la Junta de Andalucía editando una planimetría en la que se recogía el carácter urbanizable del ST1 dentro del PORN de 1994.

Coherentemente, en sus escritos y comunicaciones los responsables medioambientales de la Junta de Andalucía venían a reconocer el carácter urbanizable del ST1 dentro del PN.

Tampoco el PORN justificó valores medioambientales ni establecía la desclasificación del sector urbanístico ST1.

Todas las administraciones mantuvieron el reconocimiento de urbanizable al sector.