HOTEL LEGAL

Al grito de '¡Algarrobico hotel legal!', alrededor de 200 vecinos de Carboneras han 'tomado' este jueves el edificio construido en primera línea de playa en el Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar para responder a la acción de Greenpeace, que el pasado fin de semana pintó un gigantesco punto negro en el edificio y las palabras 'hotel ilegal'. Provistos de brochas y cubos de pintura, los vecinos comenzaron a llegar a pie, en coche o en bicicleta desde el pueblo antes de las diez de la mañana, convocados por un empresario local, Pascual Díaz, a través de Facebook.

"Queremos demostrar a Greenpeace que el pueblo de Carboneras está con el hotel y con todo el empleo que generaría su apertura", decía Díaz brocha en mano poco antes de que los 'activistas' municipales descendieran por las escaleras buena parte de las 21 plantas del edificio, hasta encontrar por fin en una de las primeras plantas la letra 'i', que pintaron de negro para dejar clara su postura: "hotel legal". Díaz también afirmó que los vecinos del pueblo se han sentido dolidos por la acción de Greenpeace del fin de semana, puesto que a su entender está ofreciendo una imagen "lamentable" de Carboneras y, entre otras cosas, "han avasallado una propiedad particular durante 24 horas de forma impune". Cuando por fin pudo leerse desde la playa el nuevo mensaje, los que se habían quedado a pie de obra estallaron en aplausos. "¡Queremos el hotel, queremos un puesto de trabajo!", gritaban.

Una vez cumplido su propósito, los vecinos fueron abandonando poco a poco el edificio de forma pacífica. Entre ellos se encontraban simpatizantes de todos los grupos políticos del pueblo, puesto que tanto Gicar, el partido independiente que ostenta la alcaldía en coalición con el PP, como este mismo y el PSOE piden la apertura del hotel, a pesar de que las organizaciones nacionales de estos últimos defienden todo lo contrario.

Texto: EL MUNDO. MIGUEL CABRERA. Almería. <:time datetime="2014-05-15">15/05/2014